14 septiembre 2016

Ronda. Ya disponible en Google Maps en 3D

Ya se pueden ver en Google Maps y Google Earth las fotografías aéreas de Ronda en 3D. Téngase en cuenta que aunque hasta ahora se podían ver en perspectiva, no es lo mismo volar sobre sobre un plano con fotos de tejados y azoteas, que poder navegar entre los árboles y edificios girando el paisaje y viendo perspectivas desde el ángulo que queramos. La diferencia llama la atención.


Esta funcionalidad ya existe en Google Maps desde hace tiempo. Primero se incorporó a las grandes capitales y luego progresivamente a otras ciudades importantes. Por aquí sólo estaba disponible en una fina franja junto a la costa, abarcando poblaciones cercanas como Marbella o San Pedro de Alcántara. Ahora descubrimos que ha llegado a Ronda, pero todavía no se encuentra en otras poblaciones mayores como Antequera o Vélez Málaga, ni por supuesto en los pueblos de la Serranía, mucho más pequeños.

Por proximidad con Ronda, sí que se puede ver en 3D la población de Arriate.

También han quedado retratadas dentro de este mapa tan sofisticado algunas zonas rurales del los alrededores, desde La Indiana hasta el nuevo Hospital.

Se ve que el proceso necesario para montar estas imágenes es mas caro, y no gastan recursos en fotografiar zonas aisladas. Las fachadas de las casas las sacarán de imágenes a 45º y de Google Street View, Combinando todo esto el resultado es más que aceptable pero tampoco se puede pretender que sea perfecto. En el exterior de las casas encontraremos sombras, picos y muchas cosas torcidas, pero la sensación de volar entre ellas está muy conseguida.


Hace años nos quejábamos de que las imágenes de satélite tenían una resolución espantosa y aquello parecía que no iba a mejorar jamás. Luego de que en la vista de pájaro de Bing Maps se habían olvidado de nuestro pueblo, luego de que el coche de Google Street View no había pasado por la mitad de las calles... pero todo se ha ido solucionando y parece que Ronda no está demasiado atrasada en este aspecto, quizás por ser un lugar de interés turístico.

Los admiradores de este tipo de cosas tenemos mucho por descubrir usando esta herramienta. Un avance de la técnica al alcance de todos, al precio de quedarse con un montón de datos de nuestra navegación y quien sabe de cuantas cosas más.

http://maps.google.es/





30 agosto 2016

De paseo por Tokio

La gente coloca cámaras en los coches y se va por ahí a pasearse mientras graba el camino. Una idea sencilla. Se pueden ver viajes por todo el mundo. No será la primera vez ni la última que perdamos una hora viendo cosas de estas. Mucho mejor que ver subastas de trasteros. Hoy nos llamó la atención andar por las calles de Tokio.

El futuro ya llegó, aunque nosotros todavía no nos habíamos enterado. Parecen paisajes de ciencia ficción o videojuegos de carreras post-apocalípticos. En definitiva, otra forma de hacerse una ligera idea de como es el mundo sin salir de casa.


Mejor en HD, a pantalla completa y con un poco de oscuridad si las imágenes son por la noche, que lucen más. Si queremos un extra de espectacularidad, también se pueden reproducir a doble velocidad.

12 agosto 2016

Perfeccionando los castillos de Playmobil

De toda la variedad de temas que hay en los juegos de Playmobil, quizás los castillos sean uno de los más reconocidos, y de nuestro particular interés cuando éramos pequeños y ahora también. Aunque Playmobil no es un juego de construcción propiamente dicho como sí lo es Lego, la cantidad de piezas que vienen en las cajas de castillos permiten combinarlas y juntarlas de muchas formas para construir castillos de diseño propio.

Con el paso de los años, Playmobil ha cambiado el sistema de ensamblaje de las piezas que forman los edificios, y las actuales ya no son compatibles con las de hace unas décadas. Ahora los castillos quizás tienen un aspecto más estrambótico y llamativo, pero las piezas que los forman son menos versátiles y permiten menos combinaciones y menos improvisación. Es por esto que los admiradores adultos del juego prefieren el sistema anterior, al que llaman Steck.



La variedad de piezas de tipo Steck es amplia pero relativamente limitada. Los aficionados a estos juegos siempre quieren llegar un paso más allá. Para dar un toque personal a sus construcciones o introducir nuesvos estilos arquitectónicos es habitual que algunos opten par manipular o modificar las piezas de forma artesanal.

Pero otros van todavía más allá y han diseñado en 3D nuevas piezas compatibles con el sistema para fabricarlas en resina, darles su color de piedra característico, y venderlas de forma organizada. Encontramos una tienda en internet donde se pueden comprar, además de armas y otros elementos menores, varias piezas interesantes para la completar la construcción de castillos clásicos de Playmobil.



Destacan grandes escudos, rosetones circulares y pórticos monumentales con los que se pueden construir catedrales y grandes palacios. El estilo arquitectónico se completa con ventanales góticos en los que colocar vidrieras o dejarlos abiertos para edificar claustros. De forma alternativa se encuentran ventanas con arcos de herradura de estilo árabe califal, hornacinas donde colocar estatuas, pórticos de madera con barandas para situar en los pisos altos o una pared especial para tapar los huecos de las escaleras. Otro de los elementos arquitectónicos más innovadores son los pilares para hacer uniones en ángulo y los muros curvos para construir estructuras de planta circular de gran tamaño.


Y ahí no acaba la cosa. La demanda de los jugadores en los foros y las nuevas ideas que van exponiendo hacen previsible la aparición de más elementos que ni siquiera nos imaginamos.



Inventar nuevas piezas para un juego de construcción es un pasatiempo fascinante. Se trata de añadir nuevas reglas al juego. Nunca lo hemos hecho con Playmobil, pero sí que lo hacemos de vez en cuando con Lego y sobretodo con Exin Castillos. El proceso puede parecer sencillo a primera vista, pero conforme vas haciendo pruebas en seguida aparecen dificultades geométricas que pueden ser insalvables. También hay que saber decidir entre las múltiples opciones y elegir la mejor para que el número de piezas se mantenga reducido y normalizado. El objetivo final es que el juego de construcción sea divertido y los resultados complementen y superen al producto comercial.

Los que conocimos los castillos clásicos de Playmobil en su momento sabemos apreciar la utilidad de estas piezas de nueva creación. Sin ánimo de hacer publicidad, enlazamos a la tienda de Playmoebius donde se pueden encontrar.

www.playmoebius.com


Fotos: Playmoebius en Facebook
Temas relacionados: Visitamos la exposición Una Ronda de Clicks

27 julio 2016

La casa en miniatura más cara del mundo

Con un precio estimado de ocho millones y medio de dólares, en vez de un chalet en la sierra estamos hablando de una casa de muñecas en miniatura.


Encargada construir a artesanos y decorada con objetos de gran lujo, el nivel de detalle hace que los observadores se olviden de que están viendo miniaturas. No hay personajes o figuras humanas porque no se podría alcanzar tanta precisión como con los objetos inanimados y se notaría mucho. Casi todo lo que tendría que funcionar funciona de verdad, las botellas están llenas de vino y licores, y los libros tienen todas sus páginas escritas con minúsculas letras. La fabricación de muchos de estos objetos es más costosa que la de sus equivalentes a tamaño normal.



Esta casa fue diseñada y construida por Elaine Diehl, que va cambiando las cosas de sitio y sustituyéndolas por las que tiene guardadas en un almacén exterior, como si estuviera jugando con ella al modo tradicional. Se puede ver en determinadas exposiciones de América con fines benéficos.

Más información, fotos, etc. en su página oficial
www.astolatdollhousecastle.com

19 julio 2016

Guardar la basura en la nevera

En estos días de calor podemos encontrarnos en casa con el problema de que el cubo de la basura huele mal. Una buena solución puede ser guardar la basura en la nevera para que se conserve fresquita hasta el momento de tirarla.

No hay que llegar hasta el extremo de hacer lo que enseñamos en la foto adjunta. Nos avisan de que es suficiente con organizarse un poco y saber determinar el momento exacto en que algo se convierte en basura. Por ejemplo, el tomate espachurrado que todos tenemos en la nevera no es basura hasta el momento en qué decidimos tirarlo. Si lleva ahí dos meses, mejor dejarlo ahí dentro fresquito una tarde más, en vez de tirarlo ahora mismo al cubo de basura para que esté todo el día echando peste. O el plato de paella del domingo antepasado que ya definitivamente no vamos a comer, puede seguir guardado en la nevera sin problemas hasta la noche cuando vamos a sacar la basura.

Lo primero sería organizarnos para no tirar comida a la basura, que en la situación que tenemos es poco menos que un crimen. Pero ya que hay que tirar algo, también podemos afinar un poco para elegir cuando hacerlo.