05 agosto 2012

Supermercados de Ronda II

En 2005 publicábamos en Inforserranía un resumen de una conversación sobre la historia de los supermercados existentes en la ciudad de Ronda. Ahora siete años después, con menos ayuda pero con recuerdos más claros, nos atrevemos a continuar con la historia desde entonces hasta la actualidad. Queda escrita para quien le interese.

Aproxomadamente para el año 2005, donde comenzamos la segunda parte de este relato, ya había pasado en Ronda la euforia de los "grandes" hipermercados. Ya había quedado atrás la costumbre de ir una vez al mes con el coche a hacer la compra y llenar varios carros hasta arriba. Parte de culpa de esto lo tenía el hecho de que los dos grandes hipermercados de Ronda -Hiperdino y Cobreros, actualmente ambos Supersol- realmente pasaron a ser de la misma empresa y no había una competencia real con precios atractivos en nuestra ciudad. Comienza la decadencia de estos dos establecimientos que ya tenían entonces 15 años de antigüedad. Los edificios y las instalaciones se van deteriorando y la falta de clientela hacen que ni la empresa ni los dueños de los locales hayan acometido en estos últimos años ninguna obra importante de restauración. Llama la atención ir en un día de lluvia al supermercado de Carretera de El Burgo y ver todo el suelo plagado de cubos y palanganas para intentar recoger el agua que cae a chorros desde lo alto. La apariencia exterior del Hiper de El Fuerte también es apocalíptica.
Si bien los clientes hemos dado la espalda a Supersol para artículos de ultramarinos y alimentación -su marca blanca es poco atractiva y los productos de marcas conocidas son muy caros-, hubo un tiempo en que se hartaron de vender electrodomésticos. La marca Grunkel nos ofrecía una serie de productos como televisores, DVD, TDT, etc... con una calidad aceptable y un precio muy bajo. La falta, entonces, de tiendas de electrodomésticos competitivas en Ronda, propició que en muchos hogares rondeños haya varios de ellos comprados en Supersol (Hipersol, Hiperdino... según la época). Después esta marca cayó y fue sustituida por otras como Belson que si bien eran baratas, a veces directamente ni funcionaban. El resultado ha sido que Supersol también ha eliminado la sección de electrodomésticos de ambas tiendas. Sobrevive la sección de ropa con precios razonables, largos pasillos de chanclas iguales y artículos de temporada como sombrillas y pérgolas que se guardan de un año para otro.También hay grandes cantidades de platos y tazas almacenados en estantes altísimos donde nadie los va a alcanzar jamás. Tiene sus seguidores el mostrador de carnicería, que ofrece precios más bajos en algunos productos. La empresa se agarra a un clavo ardiendo y nos pone en la portada de sus folletos grandes fotos de carne cruda sobre fondo blanco, y mucha gente cuando abre los buzones pone cara de asco y tira los catálogos sin mirarlos como si fueran un pañal sucio.
Es una lástima que hayamos llegado a esta situación. La superioridad de las marcas blancas de Mercadona y el "miedo" ante la siempre inminente llegada de Eroski a Ronda también han tenido parte de culpa. Esperemos que alguna vez haya competencia real, los precios bajen, arreglen los edificios y la gente vuelva a ir a comprar al hiper.
Si no hemos comprado en los Hiper, en otros sitios hemos tenido que comprar durante estos años. Para 2005 ya estában perfectamente consolidados en Ronda los dos establecimientos de Mercadona, que se han ganado al público por estar situados en sitios muy cómodos y por otros temas de márketing bien conocidos, como su marca blanca Hacendado.

El supermercado Mercadona de la Avenida de Málaga había pasado de ser en 1992 una tienda de lujo, a convertirse en un comercio abarrotado, reformado a trozos demasiadas veces, muy incómodo, y causante de graves problemas de tráfico, e incluso de algún accidente, por la necesidad de usar un trailer de grandes dimensiones para su abastecimiento. Lo mismo pero en menor medida le ocurría al otro Mercadona de Calle Cruz Verde, en pleno centro. Era hora de hacer mudanza.

Aunque la tienda Mercadona más problemática era la de la Avenida de Málaga, en primer lugar la empresa optó por cerrar la de Calle Cruz Verde en noviembre de 2005 y trasladar a sus empleados a su nueva sede en los bajos de un edificio de nueva construcción situado en el Parque de San Rafael, en Calle Bulerías. Los rondeños residentes en la zona empezaron a disfrutar de un supermercado totalmente nuevo, grande y cómodo, pero que con el paso de los años y el aumento en la oferta de productos se está quedando también pequeño e incómodo. El problema del trailer lejos de solucionarse, sigue existiendo. La entrada del almacén está en medio de la cuesta de la Calle Andrés Aguilar Gracián y para llegar allí tiene que hacer una L en la avenida de málaga y recorrer varias calles laberínticas dentro de San Rafael. La rotonda de acceso a las nuevas urbanizaciones desde la circunvalación, a día de hoy en 2012 sigue sin estar abierta.

Varios meses después -28 de julio de 2006 según la imagen adjunta- le tocó echar el cierre al Mercadona de la Avenida de Málaga, y fue trasladado a un edificio de nueva construcción dentro de los terrenos del Polideportivo El Fuerte. Lo que iban a ser unas pistas deportivas con un párking subterráneo debajo, se convirtió por obra y arte de la burbuja inmobiliaria en dos plantas de garajes y una planta comercial en la que junto con una tienda de deportes se encuentra el gran supermercado Mercadona. Ya parece que lo que menos importa es el deporte, y las pistas deportivas originalmente previstas no han sido recepcionadas por el Ayuntamiento de Ronda hasta hace pocas semanas, muchos años después de la finalización del edificio.
Los residentes del centro y oeste de Ronda se encuentran con un supermercado a lo grande. Allí nada es estrecho, los palés no estorban en los pasillos y las colas se ven a lo lejos. El interior es muy cómodo por mucha gente que haya.
Pero no es tan cómodo el exterior. La entrada, por el paso a nivel de la Avenida Victoria es muy estrecha, peligrosísima para los coches y especialmente para los peatones. No hay intenciones de eliminar este paso a nivel que es cada día más usado por gente de todas las edades. Alguien supuso que el nuevo edificio deportivo, que hasta tiene una torreta en la esquina, llevaría una pasarela peatonal para cruzar la vía, pero ni mucho menos. Ilusos, esto es Ronda.

Algo se ha oído de la instalación de un tercer supermercado Mercadona en Ronda, en la zona de La Planilla, en unos terrenos próximos a las eternas obras del nuevo hospital. Pero para eso todavía falta.
También se habló de la instalación de un Opencor en la Avenida de Málaga, en el nuevo edificio de lujo levantado en los antiguos almacenes de Maderas Morales. Pero la crisis ha llegado y ahí está el local vacío y la mitad de los pisos sin vender.
Otra actuación urbanística en la zona del Olivar de las Monjas, Calle Rio Odiel, según nos cuentan los políticos serviría para trasladar el Mercado de Mayoristas y dejaría sitio a una tienda Decatlón y a un supermercado Lidl. De esto nada se sabe en concreto.

A falta de un Lidl, lo más parecido que teníamos en Ronda era el mítico supermercado Plus, que cerró a final de 2007 para convertirse en Dia. La compra de la cadena Plus a nivel nacional por la española Dia hizo que Ronda llegara a tener tres supermercados Dia casi juntos. Viva la competencia.
El supermercado Plus de Ronda, situado en Calle Guadalhorce, se había ido modernizando y en los últimos tiempos tenía un aspecto bastante cuidado. La llegada de Dia, más concretamente Maxi Dia, fue una involución bastante grande para el local. Adiós a los carteles con chiquiprecios, y a las paredes de madera. La cutrez de la pintura blanca con una lista roja son ahora el único adorno. Nos despedimos para siempre de las marcas blancas del Plus, y de las carpas de bazar, que se instalaron varias veces en el aparcamiento. Desaparecieron la cafetería y las tiendas exteriores -carnicería y congelados- para dejar sitio a los toriles. Para entrar al supermercado, dos puertas automáticas unidireccionales te conducen forzosamente por un paso estrecho a un espacio acristalado donde se encuentra la sección de frutería. La disposición en doble Z de las estanterías te obliga a hacer las curvas y recorrerla entera para salir de allí y acceder al resto de la tienda. Eso de coger los productos frescos al final de la compra es imposible, como se te olviden los tomates te tienes que pelear a contracorriente con los clientes que entran. Es el primer caso de supermercado laberinto que conocemos aquí.

El más antiguo supermercado Día de Ronda, situado en lo alto de El Fuerte, Calle Fernando de Los Rios, cerró al poco tiempo de esto, por estar triplicado y ser el más lejano. Tiempo después el edificio fue reformado y se abrió un supermercado Aldi. Es lo más parecido que tenemos al Plus, con productos "exóticos" de Alemania y una selección interesante de bazar. Destaca la marca Medion para material informático, y de vez en cuando también se hartan de vender luces LED, botas de montañismo o Lego extraños. Aunque ir allí andando es casi como escalar los Alples, tiene su público. A diferencia de los Dia, está bastante limpio y bien organizado, y es cómodo. Muy europeo. La apertura al lado de los grandes comercios chinos también le ha beneficiado.

El otro supermercado Dia de Ronda sigue estando en las Casas de Hierro, al final de la Avenida de la Serranía. Posteriormente se ha transformado en Maxi Dia, y más recientemente ha vuelto a hacer una renovación completa de mobiliario. En ambas transformaciones hubo una semana con el 10% de descuento en todo. Durante estos años Dia nos ha ofrecido su marca blanca con precios muy bajos. La burocracia de las tarjetitas Club Dia con sus vales descuento ha cautivado a muchos clientes que a pesar del caos y descontrol generalizado con los precios han podido aprovecharse de algunas rebajas en artículos Dia y de Marca. La marca Kneissel nos ha traído todo tipo de aparetejos y electrodomésticos con una relación calidad precio bastante buena, pero en las últimas reformas han ido desapareciendo los artículos de bazar de las dos tiendas Dia de Ronda.

Próximamente tendremos otro supermercado Dia en Calle Cruz Verde, donde estuvo Mercadona. Durante bastantes años ha habido en este local un supermercado Spar, que ha cerrado recientemente, en junio de 2012. Rodeado de polémicas también hubo otros supermercados Spar en San Cristóbal y en La Planilla, con una existencia un tanto efímera.

La llegada a Ronda de un gran centro comercial de la firma Eroski, anunciada por los políticos desde hace demasiados años, no se ha hecho realidad a día de hoy, y las historias urbanísticas de la Operación Acinipo nos invitan a pensar que su construcción y apertura no está próxima ni mucho menos, y que en todo caso sería si acaso un centro mucho más pequeño de lo anunciado. Pero los rondeños no hemos tenido que esperar para poder empezar a conocer los productos de Eroski, ni para recoger un ejemplar en papel de la Revista Consumer, de lectura imprescindible. Desde 2007 tenemos en el centro de Ronda, en la calle Tabares, un pequeño supermercado Eroski City con una pequeña selección de productos. Situado en los antiguos almacenes de Volta Sur, el local es de nueva construcción, perfectamente equipado, y su visita se nos hace cómoda aunque se nos queda pequeño en todos los sentidos a la espera del grande.

Pero son los supermercados pequeños y las tiendas de barrio las que han triunfado en Ronda en los últimos años. Si bien anteriormente habían cerrado multitud de tiendas como Supermercado El Rocío en la Fraternidad, y Super Ronda en Calle Almendra, la llegada de la crisis ha invertido la situación y ha hecho que los consumidores recurramos más al comercio de proximidad antes de caer en las garras de los grandes supermercados, que aunque tengan precios más bajos nos terminan seduciendo para que gastemos mucho más. La reapertura de tiendas y supermercados pequeños en los útimos años posiblemente la inició el "Supermercado Ronda", situado en el céntrico primer tramo de la Calle de la Bola. Es la típica tienda de amplio horario pensada para atender a la demanda de la zona de botellón. Única tienda china de alimentación en Ronda, que conozcamos.
Recientemente se ha abierto un nuevo pequeño supermercado marca Gourmet -marca blanca del Spar- junto a la Alameda del Tajo, pensado para atraer a los turistas que nos visitan y sus necesidades puntuales. Otras tiendas de pequeño tamaño han surgido por toda Ronda como Green Market en Calle Sevilla o Covirán en Calle Granada. Esta tienda después de varios años en esta ubicación se trasladó a San Rafael (Calle La Toma) donde a penas ha sobrevivido un año. Su local original es ocupado por Super Olivar, que también está en el Olivar de Las Monjas.

Desde hace años, y ahora más con la crisis, los empresarios de Ronda van a comprar habitualmente para su consumo doméstico a los establecimientos tipo cash situados en la Cañada Real y el Polígono. Se tienen que traer cajas enteras, pero pagan a precios mayoristas y además se desgravan el IVA, independientemente de que su actividad económica poco o nada tenga que ver con la alimentación.
Pero los ciudadanos de a pie también hemos dado con la forma de comprar barato en otro establecimiento de la Cañada Real y encima sin coquetear con Hacienda. Desde hace no demasiados años cuenta una leyenda urbana que alguien fue a pasearse a la Cañada Real, ruta del colesterol, y vino cargado de detergentes y garbanzos que había encontrado en una tienda muy barata. Que allí había grandes montones de cocacolas y yogures a precios muy bajos, pero que mejor dejarlo para ir un día con el coche. El hecho es totalmente real y allí han abierto una tienda que se ha especializado en artículos concretos a precios muy bajos. Su situación es recóndita y poco conocida, por lo que ha pasado desaparecida para el gran público.
Pero la situación ha cambiado, y en 2011 han abierto una segunda tienda mejor situada, Supermercado GV, en la Avenida de Málaga, junto a la gasolinera. Ha sido el comercio revelación de los últimos años porque tiene precios por debajo de las otras tiendas, e incluso de los grandes supermercados, en una selección de productos de marca y de proveedores locales. Está lleno a cualquier hora.

Son varias las cadenas de Panaderías que han transformado sus establecimientos desde un sencillo despacho de pan hasta una tienda donde se puede encontrar de todo. Panaderías Alba y La Rondeña han abierto tiendas por todas las barriadas. La veterana cadena Copanco fue pionera en hacer esto, pero también sorprendió a sus clientes con su cierre en 2011. Muy poco tiempo después sus establecimientos fueron reformados y abiertos de nuevo por otra organización que los ha transformado en panaderías con cafetería.

Otra guerra comercial entre dos empresarios también ha provocado la apertura en Ronda de dos cadenas de fruterías con una fuerte competencia entre ellas. Un constante juego de damas ha ido poblando de fruterías iguales todos los barrios de Ronda. Esto nos ha ofrecido a los clientes unos precios muy razonables en frutas y verduras. Por lo menos ganaremos en salud. La contrapartida ha sido la desintegración del tejido comercial de fruterías tradicionales en Ronda, y la práctica desaparición del Mercado de Mayoristas, en el que solo sobreviven dos almacenes. Resulta que estas dos cadenas de fruterías traen sus productos directamente de fuera y no compran ahí.

Como hemos dicho ya varias veces, la competencia siempre es buena para el consumidor, y eso es lo que no tenemos en Ronda a nivel de supermercados. Supersol tiene los dos hiper más grandes, y Mercadona tiene los otros dos a la escala inmediatamente inferior. Esperemos que en los siguientes años haya algo nuevo que contar y que los rondeños ganemos -o por lo menos no perdamos- posibilidades a la hora de comprar y no tengamos que ir camino de la costa cada vez que se nos antoje algo.

* Todos los logotipos, marcas e imágenes mostrados en este artículo son propiedad de sus respectivos dueños.