Nuevo rascacielos en Barcelona

La empresa Aguas de Barcelona (AGBAR) ha inaugurado hoy su edificio de oficinas en Barcelona. Se trata de un rascacielos de 35 pisos + 4 subterráneos y 142 metros de alto de forma casi cilíndrica en la base pero que después se va estrechando hasta alcanzar una cúpula en la parte superior que contiene las ocho últimas plantas sin pilares y separadas de la superficie de acero y cristal.

El rascacielos se puede ver desde todas partes de Barcelona y está pensado para ofrecer vistas panorámicas desde su interior, con grandes ventanales. Tiene ascensores panorámicos que solo llegan a la planta 25. A partir de allí, debido a la forma inclinada de la fachada solo puede haber ascensores en el interior.

La superficie se compone de cristales de distintos tonos y transparencia que hacen que se vea irregular y que por la noche tenga una iluminación espectacular con tonos rojos y azules.

Comentarios