El Ciscóbolo

No es que esté mal escrito el título. Este es el nombre de un rompecabezas que se entregaba como regalo promocional con La Casera a finales de la década de los años 80 del siglo pasado.


Se trata de seis tubos de plástico transparente de diferente longitudes llenos de bolas de colores, unidos en forma de círculo y al mismo tiempo divididos en dos mitades simétricas como para que puedan girar libremente alrededor de un tornillo central, quedando enfrentados de distintas formas para que las bolas puedan pasar de un lado a otro siempre sin salirse.

El número de bolas que hay de cada color depende de la longitud del tubo de su color, y el objetivo del rompecabezas es volver a ordenarlas cada una en su tubo correspondiente.

En la hoja de instrucciones, de forma hexagonal igual que la caja del Ciscóbolo, se da una idea para que jueguen varias personas a la vez, pero lo más lógico es resolverlo de forma individual, como el Cubo de Rubik.


Un nombre más conocido de este juego entre los fans de los rompecabezas, según vemos en Internet, es Atomic Chaos. En la siguiente página se dan más detalles y se explica el procedimiento a seguir para resolverlo.

http://www.geocities.com/jaapsch/puzzles/chaos.htm



Como nota adicional para la Historia de Ronda se puede decir que cuando nos presentamos con seis pruebas de compra de La Casera en la tienda de ultramarinos (Época Pre-Supermercados), no tenían ni idea de qué era este artilugio y hubo que ir a buscarlo a unos almacenes de bebidas que había en la Calle Jaén, justo enfrente de la Plaza de Abastos de San Cristobal.


Temas Relacionados:
- ¿Cubos de Rubik?

Comentarios