Expo Zaragoza 2008

Ya llegó el momento de la inauguración de la Expo de Zaragoza 2008. ZH2O. Y las comparaciones con la Expo'92 de Sevilla se nos hacen inevitables.

Partimos desde el punto de que esta Exposición es Internacional, mientras que la Expo'92 fue Universal, lo que significa menor tamaño y menor duración. Sólo tres meses. Es una pena construir tantas cosas sólo para este tiempo tan corto. Esperemos que después sepan reutilizar las cosas mejor de como se hizo en Sevilla, que se ha demostrado que por lo menos en los primeros años posteriores a la Expo'92 fue un desastre. De todas formas han ganado una ciudad totalmente renovada y un gran número de infraestructuras como puentes y carreteras.

La Expo de Sevilla trajo a Andalucía el AVE, que llegaba hasta una estación situada dentro del recinto. Por su proximidad nos trajo a Ronda leves mejoras en las carreteras. Ahora, dieciseis años después, estamos en proceso de que el AVE también llegue hasta Ronda, o por lo menos eso nos han dicho. Es en parte una herencia de la Expo'92.


La Expo 92 estuvo dedicada al quinto centenario del descubrimiento de América. Una puntual conmemoración que trajo a Sevilla a todos los países del mundo. La Expo de Zaragoza 2008 está dedicado a un tema realmente serio como es el Agua. En tierras lejanas que no sabemos ni donde están hay miles de personas que mueren cada día por no tenerla, y en tierras más cercanas las distintas regiones de España se pelean constantemente por poder regar sus campos de golf. Un tema tan delicado ha provocado la ausencia de la Expo 2008 de Estados Unidos y otros países afines como Canadá, Israel, Australia, Reino Unido, etc. Estas historias de medio ambiente y desarrollo sostenible no van con ellos.

En el año 1992 la inauguración de la Expo de Sevilla ocupó toda la mañana a todas las cadenas de televisión. Una sucesión de actos espectaculares hicieron que la ceremonia se prolongara durante cerca de cinco horas, lo que nos causó una especial dificultad para grabarlo todo en las cintas cintas de video VHS de la época. Ahora estamos en 2008 y hemos podido disfrutar de la retransmisión a través de la moderna TDT, con calidad digital pero con contenido muy pobre. Parece que este evento no merece demasiada importancia para TVE. El programa especial de inauguración fue relegado a la segunda cadena, mientras que la primera seguía con su programación habitual de los viernes. Las otras cadenas nos ofrecieron sus escenas de matrimonios y Donde Estás Corazón, entre otras teletiendas varias.

En la primera parte del acto el Presidente del Gobierno y la Familia Real presidieron los discursos de las distintas autoridades vigilados muy de cerca por un militar uniformado. A continuación se interpretaron varias coreografías y el Himno de la Expo en el mismo escenario del nuevo Palacio de Congresos de Zaragoza, y después a cenar. Un parón de más de una hora para que estos señores no tuvieran que pasar un poco de hambre hasta después de las doce. Y por fin en el momento de continuar, a TVE se le pasó la hora y estaban metiendo publicidad mientras en un pequeño cuadro en la esquina inferior de la pantalla se veía el espectáculo de fuegos artificiales ya empezado. Un espectáculo muy conseguido a pesar de que lo han tenido que organizar a toda prisa porque la última crecida del Rio Ebro a su paso por Zaragoza les hizo cambiar los planes originales. El único inconveniente es que en la televisión nos dejaron sin apenas escuchar la música.

Esto demuestra que en estos dieciséis años la televisión ha muerto. Es posible que el mando a distancia tenga muchos más botones, pero ya no nos hace falta tocarlos. Ni se nos ha ocurrido intentar grabar esto en video para verlo después. No hace falta. En breve espacio de tiempo lo tenemos todo perfectamente organizado en youtube, eMule, flickr, etc. con la colaboración de todos los internautas del mundo.


Páginas de internet especializadas en arquitectura, como Urbanity por poner un ejemplo, nos han ido contando como es el recinto de la Expo de Zaragoza y cómo son sus pabellones. Básicamente iguales a los de la Expo'92. Sistemas bioclimáticos para mitigar el calor, telecabinas, balcones y miradores, edificios al límite de la modernidad hechos con materiales poco comunes, escaleras mecánicas, y juegos de luces perfectamente calculados. Eso sí, con formas mucho mas redondeadas, igual que los coches que también han evolucionado así en estos dieciséis años.

Como pasó entonces pasará ahora, y empezaremos a conocer bien y apreciar estos lugares demasiado tarde, una vez que la Expo ya haya terminado.

Para los zaragozanos se quedarán.
Que disfruten de la Expo antes, durante y después.
Felicidades


Comentarios