Google Street View y la red de carreteras locales de Estados Unidos

Hace pocos días que Google Maps incorpora la posibilidad de ver fotos panorámicas de España, en lo que han llamado Google Street View. Asombrados por el buen funcionamiento de esta nueva herramienta web nos hartamos de pasearnos por las calles de Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia que son las cuatro ciudades españolas que a día de hoy lo tienen.

Seguimos viajando por el mundo sin salir de casa, y después de explorar ciudades en media Europa y en la otra media también, viajamos a Estados Unidos, cosa que no haríamos en el mundo real ni aunque pudiéramos. Conforme vamos acercando el zoom al centro de Estados Unidos nos encontramos con las zonas donde están disponible las vistas panorámicas marcadas en azul, y a continuación lo que creemos que sería la red de calles. Cuadrículas muy perfectas de líneas en dirección norte-sur y este-oeste.


Pero algo falla. Las ciudades se distinguen claramente con formas más irregulares, y estas "manzanas" tienen uno o varios kilómetros de lado según las escalas que hay en el mapa. Acercándonos más se descubre que estas cuadrículas están en el campo.

¿Fallo informático?
¿El coche de Google con las cámaras metiéndose campo a través?

No. Son las County Roads. La red de carreteras locales de Estados Unidos. En los estados del centro donde el terreno es totalmente llano hasta las fronteras forman cuadrículas. Las carreteras más importantes forman cuadrículas, y dentro de estas hay otra red de carreteras menores, lo que aquí llamamos carriles, que sin ir a ningún sitio en concreto comunican todas las fincas de una forma totalmente geométrica. Un parecido razonable con el logo de Inforserranía.

Ahora entendemos a los caza-tornados que salen en los documentales de meteorología. Pueden perseguir a las tormentas en cualquier dirección circulando por estas carreteras interminables. Siempre habrá alguna que les lleve a donde necesitan ir. Al ojo del huracán.



Lo que no entendemos es como Google se entretiene en fotografiar cientos y miles de kilómetros de carriles rectos con descampados a cada lado. No nos lo imaginamos haciendo esto en nuestra red de caminos rurales de alto interés paisajístico. Parece que falta mucho tiempo para que las imágenes de Google Street View lleguen en España a fuera de las calles de las grandes ciudades.

Comentarios