Adios Hogar 10

Hoy en la TDT hemos cambiado el canal Hogar 10 por GOL Televisión. Perdemos un canal de programas repetidos, teletimos y teletiendas, aunque no era de los peores, y ganamos uno con un contenido actualizado y más interesante, por lo menos para los que les guste el futbol.

Era el plan previsto de la TDT. Cuando se repartieron las frecuencias cada empresa audiovisual se hizo con todas las que pudo y las tuvo que rellenar con lo primero que pilló, telebasura principalmente. Ahora que la TDT empieza a ganar público va generándose poco a poco, muy poco a poco, programación con un poco de más calidad... y con muchos más anuncios.

El problema es la falta de previsión o la mala idea que se han gastado las autoridades de España. Después de haber tenido muchos años para adaptarnos, nos encontramos con un futuro incierto y con un montón de cachivaches electrónicos que no sirven.

Este nuevo canal va a tener emisiones de pago y esto se les ocurrió ayer de mañana. No estaba previsto y ningún decodificador o televisor actual soporta esto. Los que quieran abonarse a esta cadena ya tienen que empezar pasando por caja y colocando más trastos en el salón.
Lo mismo ha pasado con la alta definición. Aunque hace años que se venden pantallas de alta definición (líos HD-Ready a parte), hasta hace dos días no incluyen decodificadores de TDT en alta definición. Por lo tanto, si alguna vez empiezan a emitir en alta definición ya tendremos que ir corriendo a comprar un decodificador externo para poderlo ver aprovechando la alta definición de la pantalla.

Y de los TDT externos poco que decir. Se van a quedar para hacer huevos fritos y gambas a la plancha, porque su característica principal es sobrecalentarse. Ninguna autoridad tampoco ha vigilado esto.

El televisor en blanco y negro que tenían los Alcántara en su salón de la serie Cuéntame Como Pasó ha podido servir para ver la tele durante décadas. A partir de ahora nos obligan a estar añadiendo aparatejos cada año para seguir disfrutando... de la telebasura.

Cada vez está más claro que hay que ir dejando de lado las cajas tontas que encima ahora se autodestruyen cada año para confiar nuestro ocio a la caja lista. Un ordenador con internet. Aquí somos nosotros los que elegimos lo que ver, a la hora que queramos sin esperar a que se acabe Camera Cafe, y encima pudiendo quitar los anuncios. Ellos se lo han ganado a pulso.

Comentarios