Blender 2.57. Segundas impresiones

Hace unos días ha salido una nueva versión estable de Blender 3D, nuestro programa favorito de dibujo en tres dimensiones. Aunque no podemos dedicarle a esta afición todo el tiempo que quisiéramos, no la vamos a dejar del todo de lado. Esta nueva versión ha pasado de las 2.3x y 2.4x a la 2.5x tras un largo periodo de desarrollo y versiones beta y ofreciendo grandes mejoras en el interfaz de usuario y en las funcionalidades del programa. Cuando den el salto a la versión 3.0 ya va a ser el no va más.

Lo de segundas impresiones es precisamente por esto, porque aunque la versión 2.57 es nueva, ya hemos tenido ocasión a lo largo de este tiempo de ir probando algunas 2.5x y de haber tenido nuestras primeras impresiones.

El proceso de instalación en los últimos tiempos -en Windows- se había complicado un poco más de la cuenta. Se nos pedía instalar bibliotecas de tiempo de ejecución de Microsoft y diferentes versiones de Pyton para que Blender funcionara con normalidad. Ahora parece que no son tan exigentes. por lo menos arranca. Aunque me niego a instalar Quick Time.

La pantalla de bienvenida ya no desaparece tan pronto, y ahora tenemos un menú más cómodo con diferentes opciones.

En el interfaz del programa es donde están las grandes diferencias. Todo está cambiado de sitio y habrá que leer un poco de documentación para ir encontrando cada cosa. Los cambios merecen la pena. Se aprovechan mejor los monitores panorámicos actuales y la disposición de las paletas de herramientas es más lógica y accesible. En las últimas versiones anteriores era un poco difícil encontrar algunas cosas que quedaban ocultas. Hasta que no aprendamos como unir las ventanas, podemos convertir nuestra pantalla en un puzzle de 1000 piezas. El truco está en las dos esquinas que antes no tenían controlador y ahora sí lo tienen. Basta con arrastrarlos a dentro de otra ventana vecina.

Un consejo interesante puede ser que al abrir un proyecto antiguo en el nuevo Blender desactivemos la opción de "Cargar Interfaz de Usuario" para no traernos la disposición de ventanas anterior.



El interfaz es más "bonito" con sus colores oscuros y más iconos, pero da la sensación de que la inmediatez que tenía el otro se ha perdido. Ahora hay que esperar más milisegundos para que pase lo que tenga que pasar al pulsar un botón. Los esperaremos. O habrá que ir pensando en comprar un ordenador más acorde a los tiempos.

La traducción a español se ha perdido. Esperemos que alguna vez la vuelva a haber para que los nuevos usuarios no se espanten demasiado. De todas formas la mayoría de la documentación que hay en internet está con las capturas de pantalla en inglés. Convertir todos estos manuales a las funciones de la nueva interfaz llevará su tiempo. La colección de Tutoriales de Blender en JM Web Personal ya está oficialmente obsoleta. Cuando el tiempo lo permita, si es que alguna vez lo permite, habrá que re-escribirlos para adaptarse a la modernidad.

Sobre las funcionalidades, las que más han evolucionado son las más avanzadas, dedicadas a la animación y al procesamiento de las imágenes. No están al alcance del gran público. Desde nuestra posición nos atrevemos a valorar un uso más ordenado de la asignación de distintos materiales a un mismo objeto, modificadores para añadir grosor a las superficies o para convertirlas en torneados fácilmente. El rénder nos parece algo más rápido, aunque no lo hemos comprobado. Ahora se dispone de iluminación global en el rénder básico, de forma que los colores de los objetos próximos se interfieren aunque no sean luces. La comunicación con rénders externos como yaf(a)ray parece ser algo más simple. Un nuevo sistema de extensiones poco a poco irá añadiendo funcionalidades con muchas pequeñas y grandes cosas.

Para descargar blender: www.blender.org

Comentarios