Bombas de ariete

Una bomba de ariete no es el último grito en armamento medieval para echar abajo las puertas de los castillos, sino que es un curioso dispositivo que nos permite llevar agua desde un punto más bajo a otro más alto sin gastar energía.

La clave de su funcionamiento está en aprovechar el llamado efecto ariete, que tienen los líquidos, para comprimir el agua dentro de un sistema de tuberías y lanzar parte de ella a una posición superior a donde fue recogida.
Una larga tubería en pendiente se llena de agua y el peso de esta hace que se genere la presión suficiente dentro de un depósito para abrir una válvula y que el agua suba a lo alto. Cuando la presión se afloja, automáticamente se cambia la posición de las válvulas, se libera el agua excedente que no tuvo presión suficiente, y se vuelven a cerrar para que el ciclo empiece de nuevo. Su funcionamiento es intermitente pero permite subir agua sin gastar otro tipo de energía.


El principal problema es que en cada ciclo de funcionamiento se desperdicia una gran cantidad de agua, por lo que este tipo de artilugios deberán de ser instalados en corrientes de agua y ríos de donde se pretenda aprovechar sólo una parte del agua que pasa, pero que no sea especialmente grave dejar correr el resto.

Parece que se usan casi exclusivamente en entornos rurales donde no llega la electricidad, y siempre a pequeña escala. Su rendimiento no será lo suficientemente alto como para permitir un uso industrial, pero en todo caso es una forma interesante de conseguir algo sin gastar energía.

Hay mucha información con detalles de funcionamiento, esquemas, videos, etc, pero podemos empezar como siempre por la Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Bomba_de_ariete

Comentarios