AdBlock en la televisión

Todos los que navegamos por internet tenemos la posibilidad de librarnos de ver la publicidad más molesta con diferentes herramientas informáticas, siendo AdBlock y Adblock Plus las más conocidas.Estros programas van repasando los diferentes elementos que forman las páginas web, como imágenes o scripts, y los bloquean si encuentran coincidencias con una lista de palabras predefinida.

La lista de ahora se puede controlar automáticamente por diferentes organizaciones, no sin algunas polémicas, pero hubo una época romántica en los inicios donde lo normal era que tú como usuario ibas añadiendo las palabras o expresiones a esta lista. Observabas con admiración y alegría como al introducir determinadas palabras claves o el nombre de las principales empresas de publicidad en internet, las páginas web se iban quedando limpias de publicidad, y de paso la velocidad de las conexiones se multiplicaba. Fueron momentos épicos.

El ordenador es la "caja lista" y permite hacer cosas como estas. El televisor es la "caja tonta" y no nos ofrece medios técnicos para filtrar lo que vemos y nos condena a tragarnos todo lo que nos echen. Pero imagina por un momento que le pudiéramos instalar Adblock a la televisión.



Que en algún lugar de los menús de configuración pudiéramos ir metiendo una serie de palabras clave, y cada vez que llegara a nuestras antenas un fragmento de publicidad que encajara con las expresiones de la lista, fuera automáticamente fulminado. Imagina lo que ahorrarías en electricidad ahora que vale tan barata solo con no ver lo que no quieres ver.  
  • ¿Que palabras mágicas estarías deseando escribir en esta lista?
  • ¿Cuales serían las marcas o empresas más rancias y machaconas que te encantaría olvidar? 
  • ¿Que tipo de productos quitarías de tu pantalla para siempre? 
Sería una actividad anti-estrés magnífica.

Temas relacionados
Más de diez razones para tirar las páginas amarillas

Comentarios