Laberintos inflables

Todos hemos visto alguna vez los típicos castillos inflables que se montan en las fiestas infantiles. Normalmente están formados por cuatro torres, tres murallas, un gran arco en la parte frontal y algún objeto móvil en el centro. Las formas y los colores son muy diversos, pero la estructura básica no suele cambiar. Dentro de esta línea de atracciones a gran escala hay algunos toboganes hinchables, paredes de velcro y otros elementos deportivos curiosos.
Será que aquí en las ferias de los pueblos estamos muy atrasados, pero pensando a lo grande la cosa puede crecer sin límites, y descubrimos que hay muchos laberintos de gran tamaño formados por estructuras inflables.





A falta de un jardin de laberintos de setos en el parque más próximo a casa, puede ser una solución de baja tecnología relativamente asequible. Según se puede apreciar en las fotos, los diseños pueden ser bastante enrevesados en algunos casos. Parece que la forma de los recorridos es fija y no se puede cambiar fácilmente, punto éste en contra. Juntar varios de ellos cómo han hecho en la instalación de la playa sería todavía más interesante. Buscando en internet se ve que la mayoría proceden de tiendas chinas y no sabemos cómo estarán de medidas de seguridad. Igual cuando los instalen aquí le exigen poner carteles señalando la salida para que nadie se pierda.

Temas relacionados:
Inforserranía: Nueve años pensando en laberintos

Comentarios