Diez años de JM Web Personal

En estos días hace diez años desde que nos decidimos a abrir nuestra página web personal. Aunque ahora ya no tiene demasiada utilidad, en ningún momento nos hemos arrepentido de haberla hecho y ha sido una "aventura" bastante gratificante.



Desde el principio ya llegábamos un poco tarde a la fiebre de las páginas personales. En 2004 se empezaban a ver ya bastantes blogs. Pero recién llegados al mundo de internet con nuestro módem de 56K y siempre habiendo estado dedicados de alguna forma al mundo de la programación, el hacer desde cero una página web repleta de contenidos nos parecía una idea fascinante.

En un primer momento nuestra página personal tenía un contenido bastante personal. Sólo estaba dedicada a la Expo'92, con fotografías propias y material procedente de una redacción escolar de nuestra visita a la Expo. El pequeño detalle es que ya entonces hacía doce años de aquello. Tampoco era ya muy novedoso el lenguaje de programación de QBasic que nos sirvió como base para completar y publicar el "Curso de Introducción a la Programación". A pesar de lo que pudiera parecer y por tratarse desde un punto de vista muy teórico e independiente del lenguaje, esta sección sí ha resultado de utilidad a muchas personas durante estos años. Completamos la parte de programación con una extensa biblioteca de códigos y programas completos escritos en QBasic.

Otra de las partes fundamentales de la web, añadida posteriormente, es la dedicada a la producción de imágenes en 3D con el programa Blender. Junto con galerías de fotos de creación propia hemos ido añadiendo diferentes tutoriales con instrucciones para usar el programa. El más detallado de ellos estuvo dedicado a la arquitectura y ha tenido bastante aceptación por quienes han querido utilizar este programa para dibujar edificios.
La arquitectura es nuestra gran pasión, y la página web cuenta con otros dos apartados dedicados a sencillos dibujos de edificios hechos primeros a lápiz y papel, y posteriormente, allá por el siglo pasado, con el programa PaintBrush de Windows 3.1 con 16 colores. No son un prodigio de la técnica, pero hechos estaban y ahí se pusieron a disposición de quien los quiera ver.
La página se completa con una galería de fotos actualizada de nuestra ciudad de Ronda cuando es cubierta por la nieve y alguna cosa más. Además a lo largo de este tiempo se han mantenido secciones con intercambio enlaces, directorio de foros, noticias, el tiempo, utilidades informáticas, Gifs, etc. Son modas que han ido cambiando durante estos años y nos hemos ido apuntando a todas las que hemos podido.

El montaje y realización de la página fue el motivo para abrirla, y el principal aliciente para mantenerla funcionando. Al ser un simple hobby, desde un primer momento decidimos confiar en servicios gratuitos en vez de contratar un nombre de dominio y un hosting profesional. Ahora podríamos hacer eso de forma muy sencilla pero preferimos seguir como estamos para no tener que estar pendientes de plazos, renovaciones y demás obligaciones.
En el año 2004 algunas de las empresas dedicadas a ofrecer hosting gratuito a las páginas personales eran Trypod-Lycos, Miarroba, i-Espana, Galeón, o las propias compañías donde tuvieras contratada tu tarifa plana de acceso a internet por módem. Después de hacer pruebas, nos decidimos por alojar nuestra página en Geocities. Aunque no contaba con adelantos técnicos como PHP o bases de datos, tenía detrás a una gran empresa como Yahoo y veíamos que funcionaba siempre, al contrario de otras como Miarroba que estaban caídas un día sí y otro también.

Geocities ha sido un sitio importantísimo en la historia de Internet y podemos presumir de haber estado ahí. Su funcionamiento fue bastante correcto en todo momento... hasta que cerró. Allá por el año 2009 Yahoo echaría cuentas y vio que había que renovarse o morir. Y eligió la opción de morir. Era hora de ir buscando otro servidor gratuito para plantar nuestra página web. Después de bastantes pruebas nos decidimos por Freehostia. Ya tenemos PHP, bases de datos y otras sofisticaciones sofisticadas, algunas un poco capadas, pero no nos podemos quejar. Después de casi cinco años su funcionamiento nos parece muy bueno. A ver el tiempo que dura.

Pero no sólo había que pensar en el hosting propiamente dicho. Cualquier página personal de hace diez años que se precie tenía que estar llena de GIFs animados y rodeada de un entramado de servicios adicionales como libros de visitas, tagboards, contadores, redirecciones, etc.
En un principio registramos nuestra página web en los directorios de una isla paradisiaca del Pacífico que te ofrece de forma totalmente gratuita un dominio de primer nivel acabado en .tk para tu uso y disfrute. Entonces había montones de páginas así y no resultaba extraño. Pero el funcionamiento era demasiado enrevesado ya que se entraba a través de un sistema de marcos (frames) que reservaban parte de la pantalla para publicidad. Además Google se hacía un lío con tantas redirecciones y penalizaba a algunas secciones por estar duplicadas. Duramos poco tiempo ahí. Ya por norma siempre enlazamos a nuestra página usando la dirección del servidor en vez de liarse con redirecciones extrañas.

Un elemento clave de toda página de la época era el libro de visitas. A falta de redes sociales y cosas modernas para obtener feeback, esta era la única forma de que los visitantes te preguntaran dudas del tutorial de programación, le sacaran defectos a los bloques de pisos dibujados en 3D o te pidieran que le borres la matrícula a algún coche que circulaba por las calles de Ronda durante una nevada. Imprescindible.
Sin PHP ni bases de datos, para montar un libro de visitas que funcione había que recurrir a proveedores externos. No eran pocas las empresas que ofrecían estos servicios, y entre ellas la más conocida era Miarroba. Pero apenas pasaron unos meses para darse cuenta de que aquello no funcionaba casi nunca, y cuando lo hacía tenía demasiada publicidad.
Otra empresa con la que mantuvimos más tiempo nuestro libro de visitas fue Melodysoft. El funcionamiento en un principio era bastante bueno, el diseño muy personalizable, y la publicidad se limitaba a unos banners dentro del propio libro. Aceptable. Pero aquello empezó a fallar y a veces pasaban semanas enteras sin servicio. Y luego cuando entrabas te encontrabas montones de mensajes SPAM de historias relacionadas con la Guerra Civil. Espantoso recuerdo de Melodysoft. Una vez que ya disponemos de un servidor más sofisticado instalamos un script de libro de visitas con su base de datos propia y nos quitamos de todas estas complicaciones.

Fue complicado también el alojamiento de imágenes. El espacio web de Geocities estaba bastante limitado y cuando empezamos a subir dibujos 3D hechos con Blender aquello se llenó en seguida. Empezamos a alojar las imágenes más grandes en Photobucket. Para simplificar un poco el tema de los enlaces externos usamos una serie de códigos en JavaScript que realmente nunca funcionaron bien y la mitad de los visitantes se quedaban sin ver las fotos. Ahora ya no tenemos ese problema y como todas están alojadas correctamente, de vez en cuando hasta te encuentras alguna por los resultados de búsqueda de imágenes de Google. Como debe ser.

Otro elemento importante para dar sentido a una página personal eran los contadores de visitas y las estadísticas. Coloridos números iban apareciendo por una esquina de la pantalla para demostrar que tu página era la más visitada del mundo mundial, aunque se pudieran aumentar artificialmente pulsando F5. El propio servidor de Geocities ofrecía unas estadísticas mínimas, pero siempre queríamos ir más allá y saber más de los que nos visitaban.
En un primer momento, como no, también empezamos por instalar un contador de visitas de Miarroba. La experiencia fue espantosa. Además de los frecuentes fallos de funcionamiento y todas las visitas que se quedaban sin contar, la empresa aprovechaba el código introducido en tu web para abrir ventanas de publicidad emergente. Los productos anunciados eran lo peor de lo peor, tirando por los suelos la poca credibilidad que podía tener la página. Pero todavía se podía retorcer la cosa un poco más.
Nos decidimos a eliminar a Miarroba definitivamente de todo cuando directamente se inducía a los visitantes de nuestra página a instalar programas de Adware de las entonces conocidas y odiadas firmas Gator y Gain. Esto era poco menos que un virus, y alguien que llegara a tu página y "se infectara" no tenía por qué entender todo este lío tecnológico con Miarroba detrás, sino que directamente pensaba que la página JM Web Personal le estaba haciendo daño. Estas apariciones de malware no se hacían de forma constante, sino que eran presentadas de forma intermitente a ciertos visitantes aleatorios, mientras que los otros sufrían la publicidad barriobajera normal de banners emergentes. Cuando los usuarios de los servicios de Miarroba nos vinimos a dar cuenta de la gravedad del asunto y empezamos a tomarlo en serio en los foros de discusión, ya podían haber pasado varios meses y haber machacado a muchos de nuestros visitantes con este tipo de programas, encima en nuestro nombre. Téngase en cuenta que entonces lo normal era usar el navegador Internet Explorer sin bloqueador de ventanas emergentes, ni Adblock, ni nada parecido.

Vista la experiencia tan desgraciada con Miarroba, estuvimos un tiempo sin contadores de visitas, y después nos fuimos animando a probar otros. Pero la mayoría de ellos insertaban algún tipo de publicidad, y aunque no era tan dañina como la de Miarroba, teníamos pánico de que de un día para otro pudieran empezar a hacer lo mismo. No mucho tiempo después encontramos el que ha sido nuestro mejor servicio de estadísticas para la web, y esta vez casi sin publicidad. Ya no tenía el contador de números visible en las páginas, entre otras cosas porque eso ya no estaba de moda, pero guardaba en su interior los datos de todas las visitas para ofrecernos información detallada y clasificada. Este servicio es www.addfreestats.com y a cambio de insertar en las páginas un pequeño recuadro con un enlace a su directorio de webs, es capaz de elaborar unas completas estadísticas de todo.
A pesar de lo bien que nos ha ido con Addfreestats, cuando empezamos a rehacer la página en PHP, nos decidimos a irlas cambiando por Google Analytics que se supone que es un servicio mucho más profesional. Pero realmente es tan enrevesado de de utilizar que, para el uso que le damos a la página, no le vemos color. Cualquier día volvemos a Addafreestats.

El tema de las estadísticas no es una simple curiosidad. Estudíandolas se puede apreciar cómo van subiendo o bajando las visitas a lo largo del tiempo, y otras informaciones valiosas como los referentes para saber cuales páginas te enlazan, o las palabras claves que los visitantes usaron para localizar tu página en los buscadores. De interés especial si quieres hacer algo para posicionar tu página en Google (Técnicas SEO), cosa que yo no he hecho nunca en serio porque al ser una página personal sin un interés publicitario y sin tener que darle explicaciones a nadie, no había nada que justificar. Todas las visitas que ha habido, bienvenidas sean.









A partir de las estadísticas de Addfreestats se puede comprobar que una vez que la página se consolidó en los buscadores, y cuando el contenido de programación estaba al día, el ritmo de visitas fue durante años bastante bueno para tratarse de una página de este tipo y de este ámbito tan limitado.
Otras páginas similares no alcanzaban este nivel de visitas ni siquiera tras gastar dinero en publicidad Adsense y tenían cierta envidia y nos interrogaban a ver cual era la técnica SEO extraña, a ver las palabras claves, los "meta" o los sitemaps que estábamos usando. Nunca tomamos en serio el tema del posicionamiento y la clave parece que estuvo en ofrecer contenido relevante. Salíamos los primeros en google para determinadas búsquedas de términos de programación y recibíamos bastantes visitas de foros especializados. Fue bonito mientras duró. Tras varios años con un horario de trabajo insufrible fuimos dejando un poco de lado la actualización de los contenidos de la web, y ahora el material referido a la programación ya parece del año de María Castaña, y las visitas han descendido sustancialmente.

La programación es nuestro hobby y nuestra profesión, y desde un primer momento quisimos hacer la página escribiendo el lenguaje HTML directamente en un editor de textos. Ni pensar en usar el terrible Frontpage de Microsoft, ni tampoco otros entornos más buenos como Dreamweaver. Durante algún tiempo hicimos pruebas con el programa Nvu de la Fundación Mozilla, pero no nos terminó de convencer.
Cuando estábamos en Geocities no había PHP y todas las páginas estaban escritas en HTML. Debido a un conflicto con el bloque de publicidad y estadísticas que introducía Geocities, los códigos no se podían validar y no cumplían la sintaxis correcta que propone W3C. Una vez cambiados al nuevo servidor de Freehostia, que no mete cosas raras en el código, ya pudimos mejorar algunas páginas para corregir errores más o menos aparatosos, pero de todas formas el mantenimiento de las páginas en HTML era poco eficiente, y era una pena no usar el PHP ya disponible en el nuevo servidor.
Con esta intención hemos rediseñado las secciones "modernas" de la web haciéndolas más fáciles de mantener y dándole un aspecto un poco más usable, pero siempre fiel al estilo original que nos gustó mucho desde el principio. Ahora por lo menos ya no da vergüenza enseñarle el código fuente a nadie. Lo próximo será migrar a HTML7 cuando lo inventen y hacer que el estilo sea totalmente adaptativo para que se vea en los móviles más futuristas. Pero eso ya sin prisas... esto es un hobby. A ver si para marzo de  2024 ya lo tenemos.



Comentarios