Comparando aplicaciones y tareas entre Windows y Linux (Parte 2)

En una entrega anterior estuvimos comparando para determinadas tareas informáticas comunes si es más sencillo hacerlas con los programas de Windows o de Linux.


El otro día nos fijamos en los programas de aplicación, ofimática, multimedia, etc... y ahora vamos a terminar la entrada describiendo las tareas relacionadas con internet...

Navegación por Internet
Similar

Hace más de una década que nos hemos olvidado por completo de Microsoft Internet Explorer, por lo que en Windows ya usábamos Firefox. Al venir a Linux nos encontramos con que también existe Firefox y su uso es casi idéntico. Tuvimos molestos problemas de funcionamiento en Firefox al principio, pero una vez que hemos averiguado cómo solucionarlos, su funcionamiento es bastante bueno. De hecho observamos que el desplazamiento por las páginas es más fluido a cómo era en Windows. Allí era demasiado lento navegar por Facebook o Flickr -que llevan mucho javascript- mientras que ahora en Linux podemos hacerlo de forma más o menos aceptable. Ganamos en velocidad salvo en los grandes montajes hechos en Flash, tecnología que aunque obsoleta es todavía muy usada. Los contenidos hechos en Flash tardan un poco más en cargar y alguna aplicación como la nueva versión de Google Street View no funciona bien, obligándonos a usar la versión antigua.


Los usuarios de Google Chrome en Windows, también dispondrán aquí de su aplicación equivalente llamada Chromium. Aunque no la hemos usado tan a fondo como Firefox, podemos ver que es bastante parecida con sus extensiones y funcionalidades específicas. Este navegador parece que trae Flash incorporado de forma nativa y las aplicaciones funcionan algo más rápido que en Firefox, aunque alguna vez visitando Google Street View el consumo de recursos se ha vuelto tan alto que hemos tenido que recurrir al gestor de procesos para cerrar el Chrome Chromium a la fuerza.

El mítico navegador Konqueror ya no viene por defecto con KDE y ha sido reemplazado por Firefox. Podemos instalar todos los navegadores que queramos, hasta uno en modo texto como el Lynx para navegar por la web desde el terminal si hacemos algún estropicio en el entorno gráfico y deja de funcionar. Usarlo es toda una experiencia.


Correo electrónico
Similar

Usar cualquier versión de Outlook en Windows es como viajar en barco por un carril. La mayoría de usuarios con interés por el tema ya usan Mozilla Thunderbird. En Linux también lo tenemos, con sus ventajas e inconvenientes al igual que ha pasado con Firefox, así que perfecto.
Este no es el cliente de correo predetermidado de KDE, sino que aquí se usa Kmail que es más simple. Mejor lo cambiamos por Thunderbird.



Mensajería instantánea
Más cómodo en Windows

Skype es de la propia Microsoft y se integra muy bien con Windows, faltaría más. Para tenerlo en Ubuntu hay que buscarlo por ahí, porque no está en los repositorios oficiales. Su instalación requiere una serie de paquetes y dependencias que se crearán de forma automática y lo tendremos funcionando.
Para el resto de redes de mensajería, que también existen, hay muchos clientes multiprotocolo como el Pidgin (Antiguo GAIM) o el programa de mensajería propio de KDE que funciona bien pero es un poco limitado.
Podremos hablar con quien queramos, pero es más relío que con Windows.

FTP
Similar

El cliente FTP más usado tanto en Windows como en Linux es el Filezilla. Su apariencia y funcionamiento es bastante similar. Algunos también usaran el administrador de archivos Dolphin para conectarse a los servidores FTP, pero esto ya es otra historia más avanzada

P2P
Mejor en Linux

Para el formato de intercambio torrent en windows es habitual en utorrent. En linux tenemos algo parecido integrado en KDE y muchas opciones más disponibles en los repositorios. Parece que va más rápido. No sabemos si esto será una impresión nuestra o es debido a que la gestión de archivos en Linux es más veloz. Recordar una vez más que todos los que usamos los sistemas de intercambio de archivos no somos piratas con parche en el ojo. En el mundo del software libre es muy habitual que los grandes programas de aplicación se distribuyan a través de estas redes para no sobrecargar los servidores centrales de las organizaciones, que en muchos casos no tienen tantos recursos como las empresas de software comercial.

Instalación de programas
Mejor en Linux

Instalar programas en Windows ha sido tradiconalmente una tarea complicada y peligrosa. Había que ir a sitios chungos de internet como Softonic y descargar los programas de instalación que podían traer en su interior cualquier cosa. Una vez lanzabas el programa de instalación aceptabas el acuerdo de licencia sin leerlo, pulsabas muchas veces el botón de Siguiente y una vez terminado te encontrabas el programa instalado y con suerte nada más.
En Linux todo es mucho más automático y seguro. La mayoría de los programas están almacenados en los servidores centrales del desarrollador de la distribución -Ubuntu en nuestro caso- y se supone que han sido comprobados y están libre de problemas. Instalarlos desde el terminal es tan sencillo como escribir una frase, pero si se quiere hacer desde el entorno gráfico hay varias aplicaciones como el Centro de Software de Ubuntu o el Muon Discover de KDE que presentan todas las aplicaciones en un catálogo con imágenes y descripciones. Para instalarlos será suficiente con pulsar un botón.
Todo el proceso es mucho más seguro y simplificado. Si quieres instalar programas que no están en los repositorios oficiales, también lo podrás hacer.

Actualización del sistema
Mejor en Linux

Al igual que la instalación de programas en Linux es muy automatizada, su almacenamiento dentro del ordenador está muy organizado en un sistema muy sólido de paquetes con sus dependencias. Es muy sencillo para el sistema operativo determinar los programas que hay instalados y comprobar si existen actualizaciones disponibles. El proceso de actualizaciones automáticas es similar al de Windows, pero los cambios afectan a todos los programas instalados. Ya no hará falta ir después a mirar si hay versión nueva de Flash Player, de Java o de Firefox. Estaremos seguros de que todo está al día para garantizar la seguridad del sistema.

Comentarios

Los navegadores funcionan mejor en GNU/Linux que en Windows y además son prácticamente invulnerables a los peligros que tienen en el ventanucos.
Es cierto que flash es más lento pero es que flash aparte de obsoleto como dices es un problema porque incluso en Windows simplemente navegar por un periódico te puede tumbar el ordenador sobre todo si tiene sus añitos.
Yo estoy usando ahora qupzilla precisamente para soltear ese tipo de páginas tan sobrecargadas de flash, ya que con él decides que flash quieres que se ejecuten y cuales no.