Paseo por la Ronda Modernista

En estos días se ha celebrado en toda la provincia la Semana de la Arquitectura, organizada por el Colegio de Arquitectos de Málaga. En Ronda hemos podido disfrutar de un "Paseo por la Ronda de Sanguinetti" dirigido por el arquitecto D. Adolfo Izquierdo y dedicado a describir a pie de calle los principales edificios que forman parte de la corriente arquitectónico Modernista que vivió Ronda a principios del siglo XX. Pasamos a describir a continuación algunas de las cosas que más nos han llamado la atención de esta actividad.

En primer lugar se hace una breve descripción de en qué consiste el arte del Modernismo. Se trata de representar las formas de la naturaleza con mucha más libertad que la que habían tenido los artistas en los estilos predominantes anteriores. A continuación se presenta al arquitecto Rondeño Santiago Sanguinetti, que desarrolló gran parte de su actividad profesional en Ronda siendo arquitecto municipal, junto con su predecesor Pedro Alonso. Se da la circunstancia de que Ronda contara con dos grandes arquitectos en una época donde era muy difícil encontrarlos. Lo más habitual era que hubiera maestros de obra, que se apoyaban en la experiencia adquirida pero no podían desarrollar trabajos tan originales o complejos como un arquitecto.

Ronda vivió a finales del siglo XIX y principios del XX un momento de aparente esplendor económico coincidiendo con la llegada del ferrocarril. La pequeña burguesía local aprovechó sus recursos económicos para construir casas usando el estilo artístico más vanguardista de la época, el Modernismo. La facilidad para construir se incrementó con la apertura en Ronda de una escuela profesional, promovida por la Duquesa de Parcent, que se dedicaba a la creación de elementos para las fachadas o carpintería para puertas, ventanas o incluso mobiliario. Entre los objetos de hierro más característicos se podían fabricar rejas, barandillas, etc, todos ellos realizados en forja, ya que Ronda no disponía de las instalaciones necesarias para hacer trabajos de fundición. Todos estos elementos arquitectónicos junto con la habilidad de los artesanos locales que construían los edificios dio lugar a este patrimonio.


Comenzamos el paseo desde la puerta del Casino de Ronda, en la plaza del Socorro, que es uno de los edificios más reconocibles de este estilo modernista. En la Calle Sevilla encontramos el edificio de la Peluquería Italiana. Aunque su interior ha sido totalmente renovado para albergar comercios y oficinas, la fachada se conservó y dispone de balcones de hierro con formas características de insectos. El zaguán de entrada también tiene una puerta con cristaleras de este estilo modernista. En frente hay otra casa de tres plantas en cuya fachada se pueden ver muchos elementos de forja.




En la Plaza de Carmen Abela tenemos en el centro la monumental farola con base de ladrillo y acabados en forja que también es de estilo modernista. A la derecha está el antiguo edificio de la Constructora Ruíz Jurado, y más adelante otro muy grande en la esquina de la Calle de las Tiendas que tiene en su planta baja las oficinas de Caja Sur. De este destacan los acabados de la fachada y la carpintería de las puertas de los balcones, además de la amplia esquina redonda, otro elemento característico del modernismo. En la Calle de Los Remedios hay otra casa recientemente restaurada donde se ha conservado muy bien la fachada de ladrillo visto.



Volviendo a la Plaza del Socorro encontramos el edificio de Casa Ortega con su forma característica de esquina redonda. Durante muchos años los escaparates de la tienda con grandes cristaleras y toldos rompieron estética, pero cuando se ha reconstruido para abrir el actual restaurante se ha recuperado muy bien el estilo del proyecto original. Los edificios colindantes, antigua tienda de los Hermanos Márquez en la Carrera Espinel y Ćafetería Las Campanas en la Plaza del Socorro, también tienen bastante interés.



En la Calle Virgen de la Paz tenemos el antiguo edificio de la Caja de Ahorros de Ronda, que aunque ha sufrido diferentes ampliaciones, también tiene en su fachada, en las barandas y en los portones de los balcones muchos elementos de decoración reconocibles. Muy cerca está el edificio de la oficina de Correos del centro de Ronda, con unas proporciones muy bien calculadas. La restauración no ha sido demasiado cuidada y en vez de exponer la fachada de ladrillo visto la han pintado de colorado. Al lado tenemos el Restaurante Pedro Romero que también tiene en sus balcones algunos detalles característicos. En frente, en la esquina de la Alameda, llegamos al edificio amarillo de Construcciones Galván que tiene balcones con cierros acristalados, uno de ellos de muy grandes dimensiones.

 


El Hotel Polo también tiene una fachada simétrica muy amplia con bastantes detalles. Frente a éste hubo otra casa de marcado estilo modernista en el lugar que ahora ocupa un bloque de pisos de tres plantas con la nueva tienda de Calzados La Bomba. La obra se hizo en la década de 1970 y no se respetó nada de la construcción anterior. Era un momento en el que no había sensibilidad por este tipo de cosas. Se conservan en el Ayuntamiento los planos de la casa desaparecida.



Entramos en la Alameda del Tajo, donde se pueden encontrar muchos elementos de mobiliario urbano con estilo modernista adquiridos por el Ayuntamiento a principios del siglo XX. Entre ellos destacan las fuentes, las farolas y el quiosco verde situado en el paseo de albero de la izquierda.


Llegamos a la explanada de los jardines de Blas Infante, donde en su momento se encontraba el antiguo Teatro de Espinel, principal obra del arquitecto Santiago Sanguinetti. Su ubicación estuvo posiblemente mal elegida desde el primer momento ya que quitaba protagonismo a la plaza de toros, que incluso tuvo que cambiar de sitio su portada principal. Finalmente en la década de 1970 el Ayuntamiento hizo un plan de urbanismo para modernizar toda la zona decidieron derribar el teatro el teatro para ganar espacio de aparcamientos y no ocultar la Plaza de los toros. Sus columnas de hierro se han situado en el mirador junto al Tajo. Ahora tenemos una mentalidad diferente y Ronda de arrepiente profundamente de esto. Se piensa que este plan de reorganización seguramente se debería de haber hecho de otra forma, derribando otras casas menos importantes para hacer sitio, pero conservando el Teatro.

La visita por la Ronda Modernista de Sanguinetti termina al otro lado del Puente, en la Calle Tenorio. Allí podemos encontrar una casa de tres plantas que es de las más reconocibles de este estilo arquitectónico que hay en la zona de La Ciudad.

Estos son detalles que aunque veamos todos los días cuando pasamos por las calles de Ronda, no tenemos capacidad para fijarnos en ellos si no hay alguien entendido que nos los vaya describiendo. Son de agradecer este tipo de actividades para poder descubrir mejor nuestra ciudad y valorar más lo que tenemos. La gente ha respondido a la iniciativa y deseamos que se siga organizando en más ocasiones con temas diferentes.


Fotos: Wikipedia, Google Street View, Medios propios

Tema relacionado en Inforserranía: Curso de Historia de Ronda. Conferencia sobre El Modernismo

Comentarios