Suelos de rodillos y bolas

Alguna vez hemos visto en las películas donde aparecen aviones de carga, unos extraños suelos metálicos por los que se deslizan las cajas y contenedores con suma facilidad. También se usan mucho en grandes almacenes y centros logísticos, aunque esto es un poco menos cinematográfico. Hoy hemos querido aprender un poco más sobre esto.



Es como poner el mundo al revés. En vez de buscar una plataforma con cuatro ruedas para moverla sobre un suelo plano, llenamos todo el suelo de ruedas por si se nos ocurre pasar por allí, por cada sitio en concreto, deslizando algo.


El mecanismo de estos suelos puede ser muy variado. Hay rodillos que sólo facilitan el movimiento en una dirección, por ejemplo en el interior de un camión. Pero lo más normal es que se permita rodar en cualquier dirección. Lo más sencillo es poner unas bolas en unos huecos que simplemente van girando libremente. Pero la cosa se puede complicar mucho más como se ve en la primera foto, donde cada rueda va montada sobre una plataforma giratoria para permitir pivotar en todas direcciones.

Los inconvenientes que se nos plantean son muchos, además de su precio. Desde tropezones y resbalones varios para los trabajadores en un suelo tan incómodo hasta problemas con la suciedad. Cualquier cosa que se meta o se enrede en uno de estos miles de mecanismos puede hacer que deje de girar y se convierta en un obstáculo para todos. Seguro que es más fácil arreglar la rueda de un carro que cambiar uno de estos rodillos por otro igual y con idéntico funcionamiento.

A diferencia de las cintas transportadoras y los rodillos oblicuos o laterales que arrastran las mercancías por si mismos, estos suelos de bolas sólo facilitan el tránsito pero algo o alguien tiene que ir empujando. Parece que son muy útiles en lugares clave de las instalaciones por donde mucho material tiene que pasar y facilitan estos traslados cortos sin tener que recurrir a carretillas u otro tipo de vehículos.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo ganar siempre al buscaminas

El chalet de Médico de Familia

Comprobando el sucio secreto de las impresoras Epson