La Altura del Tajo de Ronda

El Tajo de Ronda es un precipicio de rocas de gran altura situado en nuestro pueblo y que atrae cada día la atención de numerosos turistas y visitantes. La pregunta inmediata es saber cuanto mide de alto, y la contestación más habitual es decir que unos cien metros. Pero dar una respuesta correcta es algo más complicado.



En primer lugar habría que entender qué es exactamente el Tajo de Ronda. No debe de confundirse con el propio Puente Nuevo, ni tampoco pensar erróneamente que Ronda es bañada por las aguas del Río Tajo. Aquí conocemos como El Tajo de Ronda a todos los precipicios y acantilados que rodean a las dos mesetas naturales donde se encuentra nuestra ciudad.

En primer lugar tenemos la gran fachada de rocas orientada al noroeste que se puede ver en la fotografía anterior. Su longitud es de muchos kilómetros y va desde el Puerto de las Muelas, lejos a la izquierda de esta foto, hasta el Puente Nuevo, y después por el otro lado hacia la derecha hasta la zona del Barrio de San Francisco y las ruinas del Castillo. A los pies de este barranco se extiende el valle de los Molinos del Tajo.
Además de todo esto, también forma parte del Tajo de Ronda la propia garganta del Tajo a través de la que el Río Guadalevín pasa encajonado por el fondo de un profundo desfiladero. Este lugar en la foto anterior estaría por detrás del Puente nuevo hacia dentro, y llegaría hasta después del Puente Viejo, mucho más allá, como ve en la foto siguiente.

Como se puede apreciar, el terreno tiene un perfil bastante irregular, se mire por donde se mire, y aventurarse a decir que el Tajo de Ronda tiene cien metros de alto puede ser bastante inexacto.

En primer lugar vamos a centrarnos en el Puente. Según los datos que hay en los paneles informativos del propio Centro de Interpretación del Puente Nuevo, situado en su interior, esta construcción tiene una altura de 98 metros sobre el fondo de la Garganta del Tajo. Su ubicación no fue elegida al azar, sino que se corresponde con el punto más alto entre las dos mesetas, ya que una de las funciones originales del Puente fue la de servir como acueducto. Si a partir de ahí viajamos hacia el sur, hacia el interior de la Garganta del Tajo, río arriba, es fácil entender que el fondo del cañón se irá elevando progresivamente, aunque no demasiado. Por el contrario, la altura de las cornisas de la parte superior sí que decrece rápidamente conforme nos alejamos del Puente Nuevo. Los jardines de Cuenca están mucho más bajos, y el Puente Viejo apenas tiene una altura de 31 metros sobre el río. El tercer puente ya está prácticamente fuera del desfiladero. Así que podemos precisar un poco más y decir que la altura del tramo interior de la Garganta del Tajo entre los dos puentes es de entre 31 y 98 metros.

Si nos asomamos al Puente Nuevo por su lado interior, observaremos que en el fondo del Tajo hay una serie de construcciones de hormigón. Son las instalaciones de entrada al salto de agua de la central hidroeléctrica del Tajo de Ronda. Téngase en cuenta su ubicación bajo el Puente para entender lo siguiente.

Ahora vamos a ver cómo es el Tajo de Ronda en su cara Oeste, la que se asoma al Valle de los Molinos. Como se puede ver en la primera foto, las paredes del acantilado son bastante verticales y la base del puente queda enclavada a gran altura, porque no llega hasta abajo ni mucho menos. El Río Guadalevín tras pasar por debajo de éste cae en una cascada bastante grande y después atraviesa tramos con pendiente entre los antiguos molinos, hasta llegar a un sitio ya algo más llano entre las huertas y junto a la central hidroeléctrica antes mencionada, que un poco más abajo le devuelve el agua. Esta central recoge el agua cerca del puente a 98 metros de profundidad bajo las calles de Ronda, y la conduce por una galería subterránea muy inclinada hasta las turbinas que están a una cota mucho más baja para que puedan funcionar con fuerza suficiente. La central está situada, como se puede ver en la siguiente foto, junto al río en el Valle de Los Molinos. El río sigue bajando, pero también se va alejando del Tajo cada vez más, así que las paredes son cada vez menos verticales hasta dejar lugar a olivares y huertas.

A diferencia de lo que ocurre en el fondo, la parte superior de la cornisa del Tajo en este lado sí que mantiene un nivel más o menos constante. Lugares como el Parador de Turismo, la Alameda del Tajo, el Paseo de los Ingleses, el Hotel Reina Victoria o incluso el Parque del Sur tienen una altura parecida, que va subiendo ligeramente. Según Google Earth podemos decir que la Alameda está aproximadamente a 725 metros sobre el nivel del mar, y el río a la altura de la central eléctrica está a una cota de unos 540 metros. La diferencia de altura, o la profundidad del paisaje que se ve cuando te asomas a los miradores de la Alameda es de unos 185 metros, mucho más de lo que normalmente se dice, si bien el tajo en su parte inferior no está tan cortado a plomo como más arriba donde es prácticamente vertical.



La forma y la altura del Tajo de Ronda puede ser difícil de entender viendo unas cuantas fotos. Hace falta venir para verlo desde todas sus perspectivas y apreciar la singularidad de cada uno de sus rincones. Es normal que algunas personas exclamen ciertas expresiones al asomarse a determinados balcones.



 Fotos: Creative Commons por Luís Marín, Cristóbal Poyato y stevekeiretsu en Flickr

Temas relacionados en Inforserranía
- Historia del Puente Nuevo
- Segundo centenario de la Alameda del Tajo 

Comentarios