Historias de la Caja (II)

Seguimos esta pequeña serie dedicada a aprender historias de la Caja de Ahorros de Ronda viendo diferentes documentales históricos encontrados en Facebook y contando con la opinión de personas mayores que tienen más conocimiento de causa. En el anterior artículo vimos un vídeo corto y el de hoy va a ser un poco más largo. En total tiene una hora y media, así que si te atreves a verlo puedes ir buscando un sofá cómodo y palomitas. A lo largo del documental hay varias escenas de cante y baile, por lo que si no te gusta el folclore hispánico de hace medio siglo puedes irlas pasando y ahorrarte bastantes minutos.

En esta ocasión hay un señor extranjero muy importante que llega a España para estudiar el funcionamiento de las cajas de ahorro. Y como la mejor caja de ahorros del mundo mundial era la de Ronda, pues va a hacer un viaje por toda la obra social que desarrollaba esta organización en 1973, fecha de producción del documental. El vídeo tiene un contenido completo de propaganda, de la que ahora aprovechamos su interés histórico. Como dijimos al ver el anterior, aquí no vamos a ver cosas chungas ni comisiones ni desahucios. Todo es maravilloso y perfecto.



Una vez terminamos de ver el documental, pasamos a comentar lo que más nos ha llamado la atención, que no ha sido poco...



Después de esperar los dos minutos que tarda en aterrizar el avión, el señor este importante va a unas oficinas y un "cerebro electrónico" le dice que la institución que tiene que visitar es la Caja de Ahorros de Ronda. Téngase en cuenta que estamos en 1973. No sabemos si la sala de ordenadores que aparece sería la que hubiera en la sede central de Ronda en Calle Virgen de la Paz. Todavía faltaban casi diez años para abrir el gran centro de proceso de datos que existe en el barrio de las Casas de Hierro. Tendríamos mucho interés en conocer detalles de la informática de la Caja de Ahorros. En el próximo artículo de Inforserranía descubriremos algo más, pero no demasiado.



Hacen un repaso histórico del origen de la Caja y cuentan la anécdota de que al principio sólo abrían los domingos de 2:00 a 4:00 de la tarde. Un horario muy propio para un banco. En los años de 1940 ya empieza a haber oficinas por difernetes pueblos de la Serranía y justifican la necesidad de la Caja de Ahorros para evitar la usura. Llama la atención ver a una señora muy mayor que va a entregar una cubertería de plata al banco. No sabemos si esto sería como los programas de Empeños a lo Bestia que están ahora tan de moda.



La expansión de la Caja atraviesa las fronteras de nuestra Serranía y llega a pueblos más lejanos y a Málaga Capital donde empieza a desarrollar su obra social a lo grande.


Pero no empezamos el recorrido por málaga, sino por Madrid. Allí lo que había era el Colegio Mayor San Juan Evangelista, una gran residencia para estudiantes universitarios que gestionaba la Caja de Ahorros de Ronda. Ahora tristemente es noticia porque tras ser dejada por Unicaja ha sido abandonada, ocupada, desalojada, etc... y el resultado nos tememos que va a ser el mismo que el de tantas otras cosas que mostraremos a continuación.

 


Después de dejar la residencia de Madrid, el señor importante sigue su camino visitando pueblos y ciudades de Castilla La Mancha, especialmente de la provincia de Ciudad Real. Montones de sucursales bancarias, guarderías, edificios de viviendas y hogares del jubilado abarrotados de hombres fumando, como vimos en el documental anterior. Destaca una bodega en Valdepeñas y otras instalaciones agrícolas en diferentes lugares como Puerto Llano. El letrero de la Caja de Ahorros de Ronda siempre estaba en todo lo alto de los edificios. No hemos tenido paciencia para darnos un paseo con Google Street View y comprobar si alguno sigue ahí. El viaje sigue por la provincia de Jaén donde abundan los edificios pintorescos albergando sucursales de la Caja de Ahorros.


Diferentes instituciones completan la obra social. Nos ha llamado la atención un edificio de 15 plantas en Andújar con la correspondiente sucursal en la planta baja y una serie de guarderías y centros infantiles alrededor. También facilitaban la labor a los agricultores alquilándoles maquinarias y otras instalaciones industriales. No sabemos por qué la Caja rondeña llevaría una parte tan importante de su negocio y de su obra benéfica precisamente a estas dos provincias tan lejanas. Esperamos que sus habitantes recuerden con cariño el nombre de nuestro pueblo.



Llegamos a Málaga Capital donde la construcción de viviendas fue bastante importante. Además de edificios dispersos, la Caja llegó a construir dos barrios enteros: La paz y Ciudad Jardín. En la actualidad siguen existiendo en la zona importantes equipamientos patrocinados por Unicaja. El centro educativo más importante parece que fue el Colegio Rosario Moreno, junto con diferentes guarderías, biblioteca, sala de exposiciones, etc. También salen testimonios bastante poco improvisados de taxistas y pescadores a los que la Caja les había facilitado su actividad.

 

De Málaga damos el salto a Melilla para ver las instalaciones y el funcionamiento de su sucursal de la Caja de Ahorros de Ronda.

 

Ahora viene un largo recorrido por la Costa del Sol y la llegada del turismo. Muchos edificios altos y apelotonados, y muchas mujeres bañándose en piscinas -a diferencia de los hogares del jubilado, aquí no salen hombres-. Se afirma que la Caja rondeña tiene una gran presencia en la costa, pero no se enseña casi nada en concreto, ni en Torremolinos ni en Marbella. No es hasta que se llega a Estepona cuando aparece la conocida urbanización "Ronda en el Mar", junto con la plaza de toros, ambas con una arquitectura bastante singular.


Siguiendo con el veraneo, ahora vamos a la residencia de ISDABE. Es un centro que perteneció a la confederación de Cajas de Ahorro, pero que en un principio fue promovido por la Caja de Ahorros de Ronda. Iba destinado a "la gran familia del ahorro", que es una forma elegante de decir que era para que allí pasaran sus vacaciones los empleados de las cajas. Luego también podrían acudir algunos clientes bajo ciertas condiciones. Actualmente está privatizado y ha pasado a ser un hotel normal y corriente. Se ve que la caja ofrecía grandes incentivos a sus trabajadores para que se encontraran a gusto y se identificaran con la organización. Las grandes piscinas y las instalaciones de ocio que tenía el complejo de ISDABE eran un lujo en aquella época.

 

El siguiente tramo del documental va dedicado a la Colonia Infantil de Sabinillas. Estaba abierta desde muchos años antes, y para 1973 ya estaba totalmente consolidada. Toda Ronda ha pasado por ahí y se puede ver como los edificios ya tenían prácticamente el mismo aspecto que tienen ahora. Un gran centro de ocio que afortunadamente sigue abierto y al alcance de todos.

 

Por fin llega el momento de que el señor importante venga a visitar Ronda. Tendrá que pasar por la carretera de San Pedro, a la que se dedican bastantes imágenes y estas palabras: "Prodigio de Belleza. Un rosario de curvas y de sustos. Una sucesión de panoramas de impresionante atractivo. (...) Se llega hasta alturas rozando los 2000 metros sobre el nivel del mar". Después de 1973 la Carretera de San Pedro ha sufrido mejoras como hacerse algo más ancha para que dos camiones se puedan cruzar, la eliminación de las curvas más terroríficas y la construcción del puente que se encuentra en el tramo del Madroño. Pero básicamente sigue igual. Son casi 50 kilómetros que nos tienen aislados del resto del mundo. Ni la Caja de Ahorros de Ronda ni los poderes fácticos actuales han podido, sabido o querido hacer nada para solucionar esta situación. Cuarenta años después ya hemos perdido la esperanza.


La llegada a la Serranía de Ronda, como no podía ser de otra forma, es con un baile. A ver si alguien puede confirmar si el sitio es la "Venta El Abogao". Después visitamos la guardería de Benaoján como se vio en el aterior vídeo. Diferentes sucursales y obra social por los pueblos de los alrededores. Edificios que ahora nos parece que rompen un poco la estética de los pueblos, pero que en aquel momento serían bastante llamativos, que es lo que se pretendía.

 

En Ronda, vemos que en 1973 ya estaba peatonalizada la Calle de la Bola, por lo menos el primer tramo. Nos enseñan la barriada del Poeta Rilke, por detrás de la Calle Jerez. Un lugar quizás poco conocido por los rondeños, menos por los que vivan allí. Está bien fijarse en la forma que tienen los chalets. Una arquitectura que parece de casitas de juguete. También tiene su gracia la Barriada Sagrada Familia. Aunque es bastante antigua, los edificios tienen características interesantes. Se pueden ver fotos curiosas de otros lugares como la Calle Jerez, la Plaza del Ahorro, los edificios de por detrás de las Casas de Hierro, la Avenida de Andalucía, etc. Echamos en falta otros edificios como Los Arcos en San Cristóbal, que también los hizo la Caja y en esa época posiblemente ya estarían terminados.

 


Dice el documental que al final de las Casas de Hierro estaba "El Polo de Desarrollo de la Ciudad". Entonces no estaba el Polígono Industrial El Fuerte, y el sitio donde había grandes industrias era en los alrededores de esta zona. Y decimos "Grandes Industrias" en serio. Nos muestran fotos del exterior y del interior de la Harinera San Rafael, situada en la zona de La Harinera, evidentemente. Se puede ver una fábrica de grandes dimensiones con muchas maquinarias, de la que los mayores recuerdan que tuvo mucha importancia. Pero Ronda no la ha sabido conservar. Después de diferentes negociaciones con empresarios para continuar la actividad, la Harinera finalmente fue derribada por la Constora Ruíz Jurado en el año 2000 para hacer bloques de pisos. Una calle peligrosa y apretujada con vistas a la vía. Ya no hay Harinera, ni puestos de trabajo. Si queremos seguir comiendo pan, los panaderos de Ronda tienen que comprar el harina lejos, muy lejos.


 

Lo mismo ha ocurrido con las otras industrias que había en el "Polo Industrial". Se ven en el vídeo muy de pasada y se afirma que, aunque a diferencia de la Harinera no son propiedad de la Caja de Ahorros, sí que hubo colaboración para su despliegue. Aparece una fábrica de lácteos, posiblemente Quesos Angulo. Situada entonces en San Cristóbal, después se trasladó al Polígono El Fuerte y ahora está en medio de un recorte laboral enrome y de una reconversión de la producción que le quita gran parte de su valor. Aparece también una fábrica de ropa que no nos han podido confirmar si es Pantalones Cruz o Los Catalanes. Sea una u otra, el futuro ha sido el mismo. Una cerró demasiado pronto y la otra resistió un poco más y se trasladó al Polígono el Fuerte, pero para terminar cerrando, trasladando su producción al tercer mundo, despidiendo a trabajadores, habiendo problemas con los ERE de la Junta de Andalucía, habiendo una estafa bancaria con las indemnizaciones, y todo para destruir totalmente la industria en Ronda. En verdad que a los jóvenes nos llama la atención ver imágenes de fábricas con tantos trabajadores y tantas máquinas en nuestro pueblo.

 

Dejamos la industria y pasamos a los colegios. Guardería infantil en la calle Santo Domingo de Sales, junto al colegio público de "La Micro". Ya ninguno de los dos existe.

 

Sale de pasada el Hospital, la Clínica de la Sagrada Familia, que estaría recién construida. Nos extraña que no se diga nada más siendo una obra tan importante. Igual hay por ahí otro vídeo esperando a que lo encontremos.
 
 

Vuelve a aparecer, como en el vídeo anterior, la actual residencia de Mayores Parra Grossi. Actualmente privada. Pero nos sorprende que en un principio fue una colonia infantil femenina en verano y una residencia femenina en invierno. Nos enseñan una gran piscina ovalada que no hemos sido capaces de localizar en Google Earth, por lo que nos tememos que habrá desaparecido. Los mayores no se tendrán que bañar.

 

 

A continuación visitamos el colegio de La Inmaculada en Padre Jesús, con otra actuación de baile en el monumental patio. Y los colegios de San Francisco, en el Barrio. En el que está más lejos, en el convento, había una residencia "gratuita", se insiste mucho en ello, para acoger a niñas de la Serranía que vienen a estudiar a Ronda. En el colegio de la Plaza Ruedo Alameda había innovadoras clases de gimnasia. Actualmente está cerrado.

 


 

Ahora nos vamos a la Colonia Infantil de Las Delicias. Una flota de autobuses propia de la Caja de Ahorros de Ronda llega cargada de niños que vienen desde lejanas tierras a pasar el verano en nuestro pueblo. Llama la atención el hecho de que la Caja de Ahorros gestionara por si misma muchos de los servicios que ofrecía. Nada de cáterings chungos con comida recalentada preparada a cien kilómetros. Cocina, comedores, jardineros, mantenimiento, limpieza, conserjería, o los propios autobuses. Tareas típicas que ahora serían subcontratadas o externalizadas a empresas de a saber dónde. Todos los trabajadores pertenecían a la Caja de Ahorros de alguna forma y tenían ciertas garantías de estabilidad al trabajar para una empresa tan grande. Conocemos muchos casos de ex-trabajadores de la Caja que sin haber tenido un puesto importante, ahora tienen muy buenas pensiones por haber cotizado muy buen a la Seguridad Social. Cuando vayan muriendo será cuando la Caja de Ahorros haya muerto de verdad.

 

Vamos a ponernos más alegres. De la Colonia infantil de Las Delicias vuelven a destacar la piscina. Las piscinas serían un lujo en aquella época y la Caja de Ahorros de Ronda ponía una en cada sitio donde podía.

 

También vemos que en el invierno el edificio era usado como "Colegio Menor", una residencia para niños de fuera que venían a estudiar a los colegios de Ronda.

 

Vuelve a haber una actuación musical. En un patio con arcos. Si nos fijamos bien, este patio es el que hay en el interior del edificio de Consultas Externas del Hospital de la Serranía de Ronda. En un primer momento este edificio cuadrado estaba aislado, pero posteriormente se llegó a unificar ampliando el hospital hasta allí. Ahora el patio está en muy mal estado, ya sin fuente ni nada.

 

La Colonia Infantil de Las Delicias también dispone de una pista de karts para hacer prácticas de tráfico. Es una instalación bastante curiosa que creemos que nunca se ha sabido aprovechar. Sigue estando ahí, pero pocas veces la hemos visto en uso.


Ahora vamos al Colegio Juan de la Rosa, construido por la Caja de Ahorros para la élite rondeña. Empezamos viendo a un médico revisando a los alumnos con una máquina de rayos X, presumiendo de instalaciones. Luego aparece un laboratorio repleto de modelos y microscopios para que podamos apreciar el equipamiento del centro. Se vuelve a hacer hincapié en la educación musical, cosa que los que hemos ido a EGB en centros públicos no hemos visto ni de lejos. Este colegio es concertado y sigue abierto en la actualidad, estando muy bien considerado por los rondeños.


A punto de terminar, se hace un recorrido por los principales monumentos de Ronda. Las murallas de La Almocábar ya están restauradas. Del Palacio de Mondragón se dice que será el futuro museo de la ciudad, como así ha sido. Aparece un pintor junto a la Casa del Rey Moro, y los lugares más típicos para visitar por los turistas. La plaza de los toros es fácilmente visible desde la azotea de la sede central de la Caja de Ahorros de Ronda y nos sacan una panorámica tomada desde ahí. Pero tienen cuidado de que apenas se vea el antiguo Teatro de Espinel, que estaba justo al lado. Sería derribado dos años después. Otro error fatal en la historia de Ronda.

 

Llega el momento de despedir al señor importante que ha estado visitando España para conocer la obra benéfica de la Caja de Ahorros. Se ha alojado en el Hotel Reina Victoria, que en esa época sería el más importante que tuviera Ronda. Ya tenía cuatro estrellas y en ese momento era propiedad de la Caja. Luego ha pasado por diferentes empresas hoteleras y se ha ido deteriorando hasta estar a punto de tener que cerrar. Últimamente ha sido restaurado y actualmente es gestionado por un grupo hotelero de primer nivel.

Aquí termina el documental. Nos ha servido para hacernos una idea un poco más completa y concreta de lo que hacía la Caja de Ahorros de Ronda con el dinero que los ahorradores le confiaban. Por lo menos se veían estos resultados y se creaban servicios y empleos de gran calidad. Ahora en los bancos parece que todo va a parar a un agujero negro.

En el próximo artículo de Inforserranía leeremos un libro y descubriremos algo más sobre la Caja de Ahorros y la Historia de Ronda.

(Todas las fotos son capturas de imagen del vídeo de RTVE)

Comentarios